El manual del "no me acuerdo"

El libro "Biciencias 4" para estudiantes de cuarto grado excluye también a otras 19 naciones preexistentes en la enumeración los pueblos originarios del actual territorio argentino. Repudio de académicos, activistas por los derechos indígenas y de dos organizaciones comunitarias que presentaron una queja al Ministerio de Educación y al INAI.



Las comunidades mapuches de Neuquén y Río Negro solicitaron al ministerio de Educación y al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) que “retiren del sistema educativo” un manual Estrada de cuarto grado que omite al mapuche y otros 19 pueblos indígenas en el mapa que pretende dar cuenta de todas las naciones preexistentes en el actual territorio argentino; un accionar que consideran “agraviante”, “falaz” y “discriminatorio”.


El material pedagógico que cosechó el repudio de académicos, activistas por los derechos indígenas, la Confederación Mapuche de Neuquén y la Coordinadora del Parlamento Mapuche de Río Negro -que hoy presentaron una nota de queja conjunta-, es “Biciencias 4” de editorial Estrada publicado en noviembre de 2015, con la autoría de Daiana Ant, Natalia Arce, Nicolás Hochman y María Eugenia Younis Moreno.




“Nos enteramos a través de la queja de estudiantes de Capital Federal, que nos hicieron consultas a la página de Facebook ante la constatación de que ‘nos habían borrado del mapa’”, contó a Vertientes del Sur Jorge Nahuel, coordinador de la Confederación Mapuche de Neuquén que nuclea a las 64 comunidades de esa provincia.


“Pero cuando accedimos al material nos dimos cuenta de que era más grave porque faltaban 20 pueblos indígenas, un acto de ignorancia imperdonable para una editorial que elabora materiales educativos”, agregó.


El dirigente aseguró que además la sección destinada a pueblos originarios está “plagada de errores” y “tergiversaciones”, lo que rápidamente hizo que acordaran una nota conjunta con la Coordinadora del Parlamento Mapuche de Río Negro para elevar al ministerio de Educación de la Nación y el INAI.


“Queremos expresar nuestra profunda preocupación por la difusión de un material distribuido por Editorial Estrada cuyos contenidos resultan agraviantes para nuestra memoria, nuestro presente y futuro como pueblos preexistentes”, dice ese texto.

En la carta dirigida al ministro Nicolás Trotta y a Magdalena Odarda, señalan que en la página 18 del manual “se omite a la mitad de las naciones originarias actuales, además de otros errores y falacias”.


Concretamente, refieren que “se menciona a 19 pueblos indígenas (en realidad 18 ya que uno está repetido) cuando según consta el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (I.N.A.I.) reconoce a 34 pueblos”.


Esto implica que “se ha omitido la existencia de 20 pueblos originarios en el territorio argentino, los que se encontraban reconocidos en el año 2015, momento de publicación del mencionado manual” y disponibles para ser consultados en “el Mapa de los pueblos Originarios de la página oficial del INAI”.


Las organizaciones señalan que además del pueblo mapuche que se lo confunde con “la identidad territorial ‘pehuenche’”, faltan el Kolla, Kolla Atacameño, Quechua, Chane, Chicha, Chorote, Chulupi (Nivacle), Corundi, Fiscara, Guaycuru, Iogys, Lule, Mapuche-Tehuelche (Identidad Mixta), Mbya Guarani, Ocloya, Pilagá, Qom (separado de Mocovi), Ranquel, Tapiete, Tastil, Tillan, Toara.


“Consideramos de una extrema gravedad, la invisibilización de 20 pueblos indígenas en un material diseñado para lectura en la escuela secundaria, dado que tales falacias constituyen el marco de prejuicios estigmatizantes que se sustentan en todo tipo de tergiversaciones”, dijeron.


“Consideramos un hecho de suma peligrosidad, más aun considerando las campañas racistas y las acusaciones de extranjeridad (extranjeros e invasores), de las cuales son objeto muchos de los pueblos omitidos. Esta exclusión resulta alarmante dado que muchas de las aseveraciones sostenidas en el material, han sido largamente refutadas por el consenso académico actual, y -lo que no es menor- por las legislaciones vigentes”, agregaron.



Por otro lado, recordaron que “la omisión de un solo pueblo indígena resulta violatorio de los derechos más elementales – al negar su existencia misma-, prevista en el artículo art. 75º, inc. 17º, de la Constitución Nacional que reconoce la preexistencia de los pueblos originarios”; pero también del Convenio 169 de la OIT que consagra “el auto reconocimiento como uno de los criterios fundamentales para la pertenencia a una nación indígena”.


Los firmantes consideraron “inaceptable la edición de esta publicación a 21 años de la Reforma de la Constitución Nacional” y apuntaron que “las exclusiones arbitrarias en este material de circulación en las instituciones educativa aportan a la consolidación de falacias, tergiversaciones acerca de los pueblos originarios que habilitan el incumplimiento de las legislaciones vigentes” como “la regularización territorial, la ley de bosques, la emergencia territorial, la educación bilingüe e intercultural”, entre otras.


En virtud de estos planteos, las organizaciones exigen “la inmediata corrección de la información contenida en el mencionado manual” por parte de Editorial Estrada que “de lo contrario debe sacar del mercado de inmediato este material, con miras a no seguir propagando el error y la vulneración de derechos”.


A las autoridades del Ministerio de Educación, del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, y organismos provinciales y locales responsables de la política hacia pueblos indígenas, reclaman “la intervención urgente ante la gravedad del caso y que se tomen las medidas pertinentes”, una de las cuales debe ser “detener la reproducción de este material nocivo y ofensivo a nuestra presencia como naciones preexistentes y retirarla del sistema educativo actual”.



Nahuel explicó a Vertientes del Sur que no es la primera vez que se movilizan contra contenidos educativos que los agravian e invisibilizan, recordó que el año pasado el ministerio conducido por Nicolás Trotta tuvo que pedir disculpas “por el error involuntario” de haber consignado a los mapuche como algo del pasado, en un manual para primer grado de la plataforma “Seguimos educando”, lo que motivó una denuncia al INADI.


“Es imperdonable y para corregirlo no apelamos a la buena voluntad del Estado, sino a que cumpla con su obligación de ofrecer una educación intercultural bilingüe”, dijo.